Noticias


Bookmark and Share

Presentan nuevo método para la desinfección de frutas y verduras de agentes patógenos

Con la creciente preocupación de que la contaminación de los alimentos está en aumento, la seguridad alimentaria nunca ha sido tan crítica como ahora. Los productos frescos son particularmente de alto riesgo, un hecho que llevó a la empresa pionera Clean Works a desarrollar un proceso revolucionario para limpiar frutas y verduras frescas de manera más efectiva.

Un aspecto interesante del método de limpieza llamado Clean Verification, es que es completamente sin agua. Es un tratamiento de descontaminación y una alternativa al lavado tradicional poscosecha.

Los métodos tradicionales de limpieza de productos que utilizan lavados con cloro solo ofrecen una reducción del 50% de contaminantes. Sin embargo, la compañía dice que esta tecnología es efectiva hasta en un 99.99% para matar el moho y los patógenos dañinos.

En muchos casos, esta podría ser la medida que evita que alguien sufra de E. coli, salmonela, listeria o parásitos humanos.

Además, «tiene los beneficios de tratar ciertas frutas y verduras que no se pueden lavar con agua, fresas para uno. Nuestra tecnología funciona para cosas así», dijo Joe Symons, gerente general de Clean Works.

Los beneficios se extienden a todos los actores de la industria agroalimentaria: productores, empacadores y procesadores, mayoristas y minoristas.

El tratamiento también aumenta la vida útil de las frutas hasta en un 25%, según Symons. Además, los clientes pueden aplicarlo a una amplia gama de cultivos de manera más segura y efectiva, agregó.

Uso de Clean Verification a lo largo de la cadena de suministro

Dos nombres que lideran el camino con este avance son Sunkist y Mission Produce. Sin embargo, la tecnología Clean Works se está infiltrando en el mercado más allá de estas grandes empresas.

Las productores de uvas, cítricos y manzanas son los primeros innovadores en usar estos productos. Y de hecho, están viendo muchas oportunidades y excelentes resultados con verduras de hoja verde, lechuga romana y otras cosas similares. Además, han adaptado la tecnología para un uso fácil en cada punto de la cadena de suministro.

«Podemos tratar el producto tal como viene de los campos del agricultor a través de nuestra máquina Batch, que es una cámara grande con la que tratamos el producto en las etapas iniciales. Luego tenemos una unidad de cierto tamaño en la que podemos entrar con los empacadores, las personas que usan el tratamiento posterior a la cosecha; además, tenemos una máquina de báscula que se puede implementar en cocinas o restaurantes o incluso en supermercados para el corte de fruta fresca», concluyó Symons.