Noticias


Bookmark and Share

Los retos de limpieza en escuelas después de las vacaciones de verano

La falta de personal, coordinación de trabajos pendientes y encontrar la forma de trabajar sin interrumpir la dinámica de las escuelas, son los retos que más resaltan los administradores de servicios de limpieza y que se refuerzan aún más después de las vacaciones de verano.

Aunque para muchos, estas vacaciones son la temporada de descanso, para los administradores de servicios de limpieza pueden ser la época más ocupada del año, cuando deben atender las necesidades que no es posible resolver en temporada escolar, de acuerdo con un reportaje de la revista CleanLink, que entrevistó a varios Facility Managers de distintas universidades y escuelas en Estados Unidos.

Entre los retos que se mencionan están la gestión y coordinación del tiempo, que al ser tan limitado, requiere mantener una agenda muy ajustada para completar y entregar distintos proyectos, en especial en espacios como campos deportivos o aulas para clases de verano. Tener personal trabajando horas extras es algo muy habitual.
Otro reto importante es el presupuesto, que suele estar por debajo de lo que se necesita, lo cual dificulta la contratación de personal capacitado, e incluso para la adquisición o mantenimiento de equipos necesarios para una correcta limpieza.

Vale resaltar que la labor, a veces invisible, del personal de mantenimiento es clave para “dar una buena impresión”, misma que puede determinar la decisión de un futuro estudiante para asistir a esa institución educativa, y que también se aplica para cualquier otro espacio, desde tiendas de retail a oficinas corporativas.